Menú

10 claves que te harán conocer cuándo y por qué se acaba el amor en la pareja.

www.lalupaweb.com-pareja

 

Por DHR, socióloga

Hace algunos años leí algún artículo sobre el porqué son tan complicadas las relaciones de pareja y hasta cuándo puede durar una relación sana. En la línea del concepto de “Amor líquido” planteado por Bauman, analizamos a continuación, algunas ideas de diferentes expertos y planteamos cuáles son los diez signos que debemos tener en cuenta para evitar la corta duración de una vida en pareja.

 

  1. Amar en plenitud significa amarse primero a uno mismo. La falta de autoestima conduce, a muchas parejas, a buscar en el otro el cariño y el reconocimiento que no tenemos hacia nosotros mismos. Sin lugar a dudas esta necesidad de desarrollo personal insatisfecha tiene un efecto negativo en la relación en cuestión.
  2.  Entender que hombres y mujeres somos biológica, física y psicológicamente diferentes. Por eso, tal y como John Gray nos señala en su libro “Los hombres son de Marte, y las mujeres, de Venus”, hay que entender y aprovechar la diferencia, buscar la fusión emocional y sexual, comprendiendo al otro, escuchándolo.
  3. Mantener siempre encendida la atracción sexual. Según Deida, existen dos tipos de esencias sexuales: la masculina y la femenina, que no necesariamente se corresponden con el hombre y la mujer sino con el rol que desempeñan en la pareja. Por tanto, se trata de buscar un equilibrio entre el mundo de las relaciones afectivas, el cariño y la complicidad y el mundo de la seguridad, de la búsqueda constante de nuevas metas y objetivos.
  4. La diferencia es la que mantiene sostenible una relación con los años. En opinión de Deida a medida que los amantes se polarizan y respetan sus diferencias, el deseo y la pasión sexual experimentan un importante crecimiento. Se trataría en este caso de, por su parte, la esencia masculina, dedicarle más tiempo a la persona amada, y la esencia femenina de ser más autónoma emocionalmente, venciendo u anhelo de ser amada.
  5. Cuanta más libertad tenga la relación, más posibilidades existen de que florezca el verdadero amor. Pero ¿Cómo hacer frente a esta premisa cuando a diario vemos frases de canciones o películas que no dicen “No puedo vivir contigo ni sin ti”? Es verdad que el ser humano tiene una necesidad de compartir su existencia con otro ser humano pero ¿hasta qué punto es cierto eso de que los polos opuestos se atraen? La Psicóloga Eva Sellés, nos dice que esta última afirmación no es correcta, “las dos personas han de contar con principios y valores comunes, así como inquietudes, gustos, hobbies parecidos” El respeto por la libertad del otro hace que ambos se complementen.
  6. El verdadero amor se sustenta en tres pilares básicos: La responsabilidad personal, la interdependencia y la aceptación del otro tal como es. Según la experiencia de muchas parejas si la tuya no cumple con estas premisas, no hay nada que hacer. La primera consiste en que cada amante se haga cargo de sí mismo psicológicamente. La segunda, la interdependencia, una vez conquistada la autonomía y la independencia emocional, el aprendizaje consiste en construir una convivencia honesta, constructiva y respetuosa. Por último, se trata de aceptar al otro tal y como es, con lo bueno y con lo malo.
  7. Conocer que el amar es un arte más, y que por tanto puede ser aprendido. Muchas veces caemos en la idea de pensar que nadie nos ha enseñado a amar, pero como cualquier otro arte éste se aprende a base de practicar y cometer errores.
  8. La pareja requiere de cuidados diarios. Así como una planta necesita agua y luz diaria, las relaciones de pareja necesitan dosis de cariño y ternura diarios. Sin olvidar que tarde o temprano terminaremos cosechando lo que hemos sembrado.
  9. Diferencia entre el estar enamorado y el amar. Según el psicólogo Walter Riso “el enamoramiento es un estado de atracción y pasión que suele perdurar entre 6 meses y dos años estrechamente relacionado con nuestra capacidad biológica de procreación” Cuando estamos enamorados distorsionamos la realidad y proyectamos una imagen idealizada sobre nuestra pareja, estamos cegados con el otro, no lo vemos tal como es. Pero una vez se desvanecen los efectos del enamoramiento los amantes empiezan a verse tal como son y es allí en donde empieza la verdadera relación de pareja, pudiendo cultivar un amor sano y duradero.
  10. Una cosa es “querer” y otra muy diferente es “amar”. Walter Riso sostiene que cuando queremos sentimos un vacío y una carencia que debemos llenar con el amor del otro, sin embargo cuando amamos experimentamos una abundancia y plenitud en nuestro interior que nos lleva a convertirnos en cómplices del bienestar de nuestra pareja.

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: