Menú

Adiós a Omar Sharif

www.lalupaweb.com-omar-sharif

De las muchas miradas de las que me enamoré en el cine, una fue sin dudas la de Omar Sharif. Cómo no sucumbir ante esos ojos morenos, profundos y que tan bien expresaron el sufrimiento de un hombre cuando la vida que siempre ha conocido es transformada por fuerzas que están más allá de su control, en Doctor Zhivago.

Omar Sharif , actor egipcioha fallecido en El Cairo a los 83 años, luego de sufrir un infarto. El intérprete, de ascendencia libanesa, estaba enfermo de Alzheimer desde hacía un tiempo.

Durante sus 60 años de carrera, Sharif intervino en más de un centenar de películas, alcanzando enorme reconocimiento internacional por sus papeles en Lawrence de Arabia (1962, por el que recibió su única nominación al Oscar) y Doctor Zhivago (1965, Globo de Oro al Mejor actor), que lo convirtieron en estrella internacional y lo elevaron a estatus de galán en los años 60.

Michel Demitri Chalhoub, tal era su nombre real, nació el 10 de abril de 1932 en Alejandría. Siempre fue un gran estudiante y acabó licenciándose en Matemáticas y Física por la Universidad de El Cairo. Al finalizar sus estudios se dedicó durante un tiempo a la empresa familiar, pero pronto decidió que lo suyo era la interpretación. Debutó a los 22 años en el cine egipcio a las órdenes del maestro Youssef Chahine y se ganó rápidamente el aplauso del público como galán de moda, llegando a protagonizar 18 películas seguidas.

Tras desarrollar los primeros años de su carrera en Egipto, donde protagonizó varias películas románticas junto a su mujer Faten Hamama, Sharif pegó el gran salto a Hollywood gracias a David Lean, que buscaba a actores árabes que hablaran inglés para interpretar a Ali en su obra maestra sobre T. E. Lawrence y quedó inmediatamente hechizado por la fuerza de la mirada del actor en una foto de cásting.

A partir de entonces, el actor se convirtió en el nombre de moda al que recurrir en las grandes producciones cuando hacía falta un rostro fuerte y exótico: fue cura español en Y llegó el día de la venganza (Fred Zinnemann, 1964), rey armenio en La caída del imperio romano (Anthony Mann, 1964), yugoslavo en El Rolls-Royce amarillo (Anthony Asquith, 1964), mongol en Genshis Khan (Henry Levin, 1965), alemán en La noche de los generales (Anatole Litvak, 1967), el archiduque Rodolfo de Austria en Mayerling (Terence Young, 1968), el Che Guevara en Che! (Richard Fleischer, 1969) y, por supuesto, el médico ruso Yuri Zhivago en la brillante adaptación de la novela Doctor Zhivago de Boris Pasternak, de nuevo bajo dirección de Lean.www.lalupaweb.com-omar-sharif-collage

En 1968 sonó con fuerza su nombre cuando Sharif compartió protagonismo con Barbra Streisand en el musical Funny Girl (retomarían sus papeles en la secuela Funny Lady, de 1975), a las órdenes de William Wyler, debido al apoyo público de la actriz hacia Israel con la Guerra de los Seís Días todavía humeante. Aunque lo suyo eran los dramas históricos y los grandes romances, en estas y otras películas el actor no dudó en demostrar que tenía una vena cómica muy efectiva; ahí queda su intervención en La pantera rosa ataca de nuevo (Blake Edwards, 1976) y, sobre todo, el inolvidable papel autoparódico que clavó en Top Secret! (ZAZ, 1984).

Tras algún que otro traspié sonado Inchon (1981), El guerrero nº13 (1999),  Sharif obtuvo el mayor reconocimiento de la última etapa de su carrera como protagonista. Fue coronado en el 2003 con el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia por toda su carrera y recibió en el 2004 el Premio César francés al mejor actor por El señor Ibrahim y las flores del Corán, de François Dupeyron. La última vez que uno de los rostros más poderosos de la historia del cine se dejó ver en nuestras carteleras fue con la reciente Un castillo en Italia (2013), de Valeria Bruni Tedeschi.

Inolvidable Omar Shariff…

 

 

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: