Menú

Aleah Chapin: Las mujeres que nadie quiere mirar

www.lalupaweb.com_aleahchapinMientras estoy en pijama, con los pelos revueltos y una cara que da miedo, pensaba en la imagen que proyectamos en las redes sociales. Pensaba en las fotos personales, propias y de amigas y en cuánto colaboramos nosotras mismas con los prejuicios y estereotipos marcados.

Me encuentro y nos encuentro haciendo comentarios tales como: “¡Qué joven estás!”, “¡Ni se te nota que acabas de parir!”, “¡El tiempo no pasa por tí!” y sin darnos cuenta nos obligamos a cumplir con ciertos parámetros marcados en definitiva por nosotras mismas, por la sociedad, por el mercado, por el photoshop.

La juventud es un valor en alza, tanto que las mujeres maduras nos vamos volviendo invisibles en muchos ámbitos porque nuestra imagen se va diluyendo. Ya no cumplimos con los estándares de belleza establecidos.

Y me di en las narices con la obra de una joven pintora que nos fuerza a mirar aquellos cuerpos de los que la sociedad huye, pero que están, existen, son reales: los cuerpos de mujeres maduras.

Ella es Aleah Chapin , una artista de Brooklyn. Su obra se centra principalmente en figuras femeninas. Ha expuesto en Estados Unidos, Reino Unido, Países Bajos o Alemania.
Aleah Chapin rompe reglas, desafía el convencionalismo de la moda, pinta hiperrealismo. Tiene muy claro que la belleza de una mujer no está en la perenne piel de porcelana fotoshopeada, sino en la fugaz belleza de estar vestida solo de experiencia, de vida, de vivencias, cada una con las arrugas, marcas, pecas, tatuajes o cicatrices que nos recuerdan lo vivido, lo disfrutado, lo sufrido.

Esta joven artista de 28 años sigue formándose para retratar las sensaciones de mujeres reales con cuerpos al natural, con un pasado visible en cada trazo, en cada poro.

Aleah Chapin pinta todo tipo de cuerpos reales, existentes, porque opina que necesitamos poder aceptar cada tamaño y forma. Y yo también lo creo, principalmente porque verlas, vernos, nos hace sentir menos solas, menos raras, menos imperfectas, porque compartimos aquello que es común a todas y que nos hace tan particulares. Compartimos  nuestras marcas, nuestras arrugas, nuestras manchas, nuestras cicatrices, nuestra flaccidez, nuestra celulitis, nuestros pechos caídos, nuestras canas, y aún así somos tan bellas y únicas que podemos leer en nosotras el paso de una vida vivida a pleno.

 

En su web podrás conocer su obra.

www.aleahchapin.com_about www.aleahchapin.com_lucy

 

 

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: