Menú

Decidir



En medio de un caos, de una revolución, de una aparente calma con un volcán que hierve en su interior, uno debe tener la templanza de decidir. Aún cuando no se tienen las cosas claras, aún cuando no se ve muy bien lo que vendrá, uno debe decidir. Siempre.
Comenzar con un sí es esperanzador, da la sensación de abrir puertas, bajar diques, levantar persianas, atravesar montañas.
Y comenzar un año con un “sí” es abrirse a nuevos proyectos o a los mismos viejos proyectos no realizados que se pintaron la cara de esperanza, de posibilidad, de un “tal vez ahora sí”.


 

Una respuesta to “Decidir

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: