Menú

Del revés (Inside out)

www.lalupaweb.com-del-reves8

“¿Alguna vez te has preguntado qué ocurre en la mente de las personas?”

 

Fui a ver Del Revés (Inside out)  con mis dos niñas pequeñas… de 27 y 19 años. Una maravilla. Del Revés o cómo explicar en una hora y media  algo tan abstracto como las emociones y  simplificarlas de manera que cualquiera pueda entender lo que se quiere transmitir sin caer en el error de convertirlos en algo irreal.

Una película que, como todas las de Pixar,  logra conectar con los niños y con los que alguna vez lo fuimos. Al preguntarle la edad de los niños a los que se dirige la película, Pete Docter, director,  una de las piezas claves del estudio y padre de historias como ‘Toy Story’, ‘Monstruos S.A.’ o ‘Up’ , respondió “a niños de 46 años [su edad]. Intentamos no pensar que los niños no lo van a entender: de hecho, ellos lo pillan mucho mejor que los adultos”.

La peli es “apta para todos los públicos” y es cierto porque va para todas las edades y desarrolla sus relatos con dos lecturas alternativas: una misma escena apela a los niños y a los adultos a la vez, despertando sentimientos distintos y dejando una huella diferente en cada uno; emociones solo procesables con la experiencia y la madurez que son imperceptibles por los niños. Yo diría que más bien está enfocada a niños como Riley, su protagonista, una  preadolescente. Los más pequeños se divertirán con las escenas más graciosas y con el colorido de la animación y pasarán por alto aquello que no interese a sus registros aún.

www.lalupaweb.com-del-reves7

(¡Ojo! A partir de aquí puede contener spoilers)

¿Qué es lo que ocurre en la cabeza de los niños en el momento en el que dejan de ser niños y entran en la pubertad?


Ni bien empieza la película, la voz cantante en la mente, Alegría, destripa ante nuestros ojos el entramado de la mente humana, cómo poco a poco va almacenando recuerdos y formando la memoria:

 

“-Sé positiva. -Sé positivamente que te vas a perder. “

‘Del revés’ (‘Inside Out’) nos cuenta la vida de Riley, una niña de 11 años que vive felizmente en Minnesota con sus padres. Son los mejores años de la vida de una persona, la infancia, en donde se generan los recuerdos más importantes para la personalidad de cualquiera. Todo parece perfecto, hasta que repentinamente su familia se ve obligada a mudarse a una ciudad totalmente diferente, San Francisco. El cambio de vida de Riley, coincidentemente con su paso a la pubertad, es tan marcado que sus emociones se ven alteradas.

Y es que la mente de Riley, al igual que del resto de personajes, está gestionada por cinco emociones: Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira. Todas ellas rigen distintos momentos de la vida de Riley, generando recuerdos. Estos recuerdos se guardan en la memoria a largo plazo cada noche, exceptuando los llamados recuerdos esenciales, que  forman los pilares básicos de su personalidad (en la peli, islas): las destrezas adquiridas (hockey, en su caso), la autoestima, el amor familiar, la amistad, el humor. El nudo de la película se ajusta en  la pérdida de estos recuerdos protegidos por Alegría y Tristeza, y las emociones que vive Riley en el momento de quiebre de la pubertad regida solo por Asco, Ira y Miedo hasta que Alegría y Tristeza consiguen regresar al cuartel general de la mente consciente de Riley e introducir de nuevo dichos recuerdos.

www.lalupaweb.com-del-reves9

 

El  original quinteto de personajes que gestionan la mente de Riley son una idea tremendamente buena, muy lograda.  Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y AscoCinco emociones básicas a las que inicialmente queda reducida la personalidad de un niño, son los protagonistas fundamentales de la historia de Riley, una niña que hasta sus once años sólo ha ido acumulando recuerdos mayoritariamente felices y que comienza a sufrir un proceso de cambio que pondrá en crisis todo su mundo interior. Alegría, Tristeza, Miedo, Asco e Ira tienen personalidades bien marcadas, distinguiendo en qué situaciones de la vida de Riley actúan cada una de ellas y cómo van forjando la personalidad. Y no sólo las emociones, también la memoria, el subconsciente, la imaginación, los sueños, el déjà vu, el pensamiento abstracto o el abismo en el que se olvidan los recuerdos. A propósito, no he mencionado a Bing Bong, el amigo imaginario de Riley, que a su entrada en la pubertad hace su despedida.

www.lalupaweb.com-del-reves5

Tal vez sea la película más educativa de Pixar, enseñándonos, entre otras cosas, la importancia de potenciar en nuestros hijos las habilidades de la inteligencia emocional desde que son pequeños.

www.lalupaweb.com-del-reves3

Lo mejor

Si tuviese que seleccionar un momento, seguramente, me quedaría con aquél en que las emociones primarias se ven afectadas con un nuevo elemento: el paso del tiempo. Riley crece. Los personajes se dan cuenta de que las personas no son blanco o negro, que pueden sentir dos cosas diferentes al mismo tiempo y que un recuerdo que parece feliz, puede teñirse de triste a la vez, pero no por ello ser malo.

Es una secuencia que nos conecta inmediatamente con nuestro niño interior, que nos hace recordar vivencias infantiles y que nos recuerda que somos quienes somos gracias a nuestros recuerdos esenciales, surgidos de una mezcla de sensaciones.

Lo peor
¿Podría encontrarle alguna pega a Del Revés? Lo previsible de los personajes humanos. El padre y la madre de la niña protagonista son irritantemente estereotípicos. Sin embargo, solo así pueden hacerse los típicos chistes derivados de los estereotipos de género. (Una cosa: en la cabeza de mamá rige Tristeza  y en la de papá, Ira…glup!)

Creo sinceramente que lo peor de Del Revés es el corto Lava que precede a la película y me pareció horrible y sin asidero.

Dicen los expertos que no son cinco sino seis las emociones básicas humanas y es cierto. Falta Sorpresa, pero esa ya corre por cuenta del espectador.

www.lalupaweb.com-del-reves91

 

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: