Menú

John Lennon. Dale una oportunidad a la paz

www.lalupaweb.com-john-lennon

 

Alrededor de las 11 de la noche del 8 de diciembre de 1980, poco después de que Lennon y Ono volvieran al Dakota, el apartamento de Nueva York donde vivían, Mark David Chapman, a quien Lennon le había autografiado una copia del álbum Double Fantasy, y quien esperaba en el lobby junto al portero de reemplazo José Sanjenís Perdomo, disparó contra Lennon por la espalda cinco veces en la entrada al edificio (Sanjenís Perdomo fue quien lo acusó y el único testigo del hecho). Fue llevado a la sala de emergencia del cercano Hospital Roosevelt y declarado muerto a su llegada a las 12 y 20.

Al día siguiente, Ono emitió una declaración, diciendo: «No hay funeral para John». Ono concluyó su declaración con las palabras «John amaba y rezaba por la raza humana. Por favor, recen por lo mismo». Su cuerpo fue incinerado en el Cementerio Ferncliff en Hartsdale, Nueva York. Ono esparció sus cenizas en el Central Park de Nueva York, donde más tarde se creó el monumento conmemorativo Strawberry Fields. Chapman se declaró culpable por asesinato en segundo grado y fue condenado a cadena perpetua en prisión; actualmente aún permanece en la cárcel, después de haberle sido negada en repetidas ocasiones la libertad condicional.

 

El músico

A lo largo de su carrera, Lennon tocó distintos instrumentos, incluyendo instrumentos de percusión y la flauta. Durante su infancia, su primer instrumento tocado fue el banjo. Su madre le enseñó a tocarlo, y tiempo después, le compró una guitarra acústica. Su forma de tocar el órgano de boca (armónica), sorprendió al conductor durante un viaje en autobús para visitar a su primo en Escocia. Impresionado, le dijo a Lennon sobre una armónica que podría conseguir si iba a Edimburgo el día siguiente, donde se había almacenado una en la estación de autobuses por un pasajero que la había dejado en un autobús. Dicho instrumento profesional reemplazó rápidamente sus juguetes. Posteriormente, seguiría tocando la armónica, a menudo utilizándola durante los años de The Beatles en Hamburgo, y se convirtió en un sonido característico durante las primeras grabaciones del grupo.

A los 16 años tocaba la guitarra acústica con The Quarrymen. Posteriormente, en los ’60 y ’70 tocó distintas guitarras eléctricas, sobre todo la Rickenbacker 325, Epiphone Casino y una Gibson J-160E; además, desde el principio de su carrera en solitario, la Gibson Les Paul Junior. Su otro instrumento preferido fue el piano, en el cual compuso muchas canciones, incluyendo «Imagine», que es descrito como su trabajo en solitario más conocido. Su colaboración con McCartney en un piano en 1963 llevó a la creación del primer número uno de The Beatles en Estados Unidos, «I Wanna Hold Your Hand». De vez en cuando tocaba un bajo de seis cuerdas, el Fender Bass VI, que proporcionaba el sonido del bajo en los temas donde McCartney se ocupaba de otro instrumento.

Estilo vocal

Desde sus primeros días con The Beatles, la voz de Lennon fue reconocida como distintiva y versátil. En la grabación de «Twist and Shout», el último tema de la sesión de un día que realizó la banda en 1963 para su álbum debut Please Please Me, su voz, ya afectada por un resfriado, estuvo a punto de acabarse. Lennon dijo: «No podía cantar la maldita cosa, estaba gritando». En palabras del biógrafo Barry Miles, «Lennon simplemente destrozó sus cuerdas vocales en los intereses del rock ‘n’ roll». El productor de The Beatles, George Martin, cuenta que Lennon «tenía una aversión innata de su propia voz que nunca pude entender. Siempre me decía: “¡Haz algo con mi voz! […] pon algo en ella […] Hazla ‘diferente’”». Martin, obligado, a menudo utilizó la grabación en pista doble y otras técnicas. El crítico musical Robert Christgau dice que su «mejor actuación vocal [de Lennon] […] de gritar a gemir, es lograda electrónicamente […] filtrada, en efecto de eco y en doble pista».

En su época con The Beatles así como en su carrera en solitario, su voz fue adquiriendo una capacidad de expresión cada vez mayor. El biógrafo Chris Gregory escribió que Lennon estuvo «provisionalmente comenzando a exponer sus inseguridades en una serie de baladas acústicas “confesionales”, comenzando así el proceso de la “terapia pública” que finalmente culminaría en los primales gritos de «Cold Turkey» y el catártico John Lennon/Plastic Ono Band». David Stuart Ryan comentó que Lennon oscila de la «extrema vulnerabilidad, sensibilidad e incluso ingenuidad» en su estilo vocal a un duro estilo «rasposo». Wiener también describe contrastes, dice que su voz puede ser «al principio tenue; pronto ésta casi se quiebra con desesperación». En todos sus estilos empleados, transmitía emoción. El historiador musical Ben Urish señaló después de haber oído la interpretación de «This Boy» por The Beatles en su presentación en Ed Sullivan Show en la radio unos días después del asesinato de Lennon: «Como la voz de Lennon alcanzó su punto más alto […] duele mucho oírle gritar con tanta angustia y emoción. Pero eran mis emociones al escuchar su voz. Como siempre las tuve».

Escritura y arte

El biógrafo Bill Harry escribe que Lennon empezó a dibujar y escribir de forma creativa a una edad temprana con el apoyo de su tío. Coleccionó sus cuentos, poesías, dibujos animados y caricaturas en un libro de ejercicios de la Quarry Bank High School que él llamó Daily Howl. Los dibujos eran a menudo de gente lisiada, y escritos satíricos, y en todo el libro abundaban los juegos de palabras. Según su compañero Bill Turner, Lennon creó Daily Howl para divertir a su mejor amigo y más tarde compañero de The Quarrymen, Pete Shotton, a quien le mostraría su obra antes que cualquier otra persona. Turner dijo que Lennon «tenía una obsesión por Wigan Pier. Esto surgió de pronto», y en la historia de Lennon, A Carrot In A Potato Mine, escribe: «la mina estaba al final de Wigan Pier». Turner describió cómo uno de los dibujos animados de Lennon representa una señal de parada de autobús con la pregunta: «¿Por qué?». Sobre ella había un panqueque volando, y abajo, «un ciego con gafas caminando con un perro para ciegos —también con gafas».

El amor de Lennon por los juegos de palabras y sin sentido encontró una audiencia más amplia cuando tenía 24 años. Harry escribe que In His Own Write (1964) se publicó después de que «Algún periodista que seguía de acerca a The Beatles vino conmigo [Lennon] y acabé enseñándole las cosas. Ellos dijeron: “Escribe un libro” y así es como se publicó el primero». Al igual que Daily Howl, contenía una mezcla de distintos formatos incluyendo historietas, poesía, obras de teatro y dibujos. Una de las historias, Good Dog Nigel (Buen perro Nigel en español), cuenta la historia de «un perro feliz, orinando en un poste de luz, ladrando, moviendo la cola, hasta que de repente escucha un mensaje que va a ser asesinado a las tres». The Times Literary Supplement considera los poemas y cuentos «notables […] muy divertidos […] las tonterías se demuestran en las palabras y las imágenes provocando unos a otros una cadena de pura fantasía». La revisión concluía diciendo: «Vale la pena la atención de cualquier persona que teme por el empobrecimiento del idioma inglés y la imaginación británica […] humoristas han hecho demasiado para preservar y enriquecer estas posesiones que la mayoría de los críticos serios permiten. El suyo es sin duda nuestra corriente más animada de “escritura experimental” […] Lennon muestra a sí mismo lo bien preparado que está para ir más lejos».Book Week reportó que «Se trata de una escritura sin sentido, pero uno sólo tiene que revisar lo absurdo de la literatura para ver lo bien que Lennon lo expone. Si bien algunos de sus homónimos son juegos de palabras baratos, muchos otros no sólo tienen doble sentido sino que llega a dobles extremos». Lennon se sorprendió por la reacción positiva: «Para mi asombro, les gustó a los revisores […] No pensé que el libro fuese revisado […] Tampoco pensé que la gente aceptaría el libro como lo hicieron. Tomaron el libro más seriamente de lo que yo lo hice. Para mí, únicamente comenzó como una broma».

En combinación con A Spaniard in the Works (1965), In His Own Write formó las bases para la obra de teatro The John Lennon Play: In His Own Write co adaptada por Víctor Spinetti y Adrienne Kennedy. Después de negociaciones entre Lennon, Spinetti y el director artístico del Teatro Nacional, Sir Laurence Olivier, la obra se estrenó en el Old Vic en 1968. Lennon asistió a la presentación en la noche de apertura, una de sus primeras apariciones públicas con Ono. Después de la muerte de Lennon, más obras se publicaron, incluyendo Skywriting by Word of Mouth (1986), Ai: Japan Through John Lennon’s Eyes: A Personal Sketchbook (1992), con ilustraciones de Lennon de las definiciones de palabras japonesas, y Real Love: The Drawings for Sean (1999). The Beatles Anthology (2000) también presentó ejemplos de sus escritos y dibujos.

Legado

Lennon provocó un gran impacto cultural en la música. Los historiadores musicales Schinder y Schwartz escribieron sobre la transformación en los estilos de la música popular que se llevó a cabo entre los años 1950 y 1960, señalando que la influencia de The Beatles no puede ser exagerada: habiendo «revolucionado el sonido, el estilo y la actitud de la música popular y abrió las puertas del rock and roll a una ola de grupos de británicos», el grupo «pasó el resto de la década de 1960 ampliando las fronteras estilísticas del rock». Liam Gallagher y su grupo Oasis son entre los muchos que reconocen la influencia de la banda, identificando a Lennon como un héroe; en 1999 nombró a su primer hijo Lennon Gallagher en su honor, incluso en 2008, Oasis lanzó el segundo sencillo del álbum Dig Out Your Soul, I’m Outta Time, al final de esta, incluye un corto de una entrevista de John para BBC. Las canciones icónicas de Lennon han llegado a inspirar y simbolizar los ideales de las masas. En el Día de la Poesía Popular de 1999, después de la realización de una amplia encuesta para identificar la letra de canción favorita del Reino Unido, la BBC anunció a «Imagine» como la ganadora.
La vida de Lennon fue una de búsqueda, enfrentándose a la yuxtaposición paradójica de sus ideales y de su propio temperamento humano. De acuerdo a los historiadores musicales Urish y Bielen, «lo que sigue siendo lo más intrigante y en última instancia lo más significativo son los autorretratos que Lennon dejó en sus canciones. Utilizando su propio reflejo y el detalle que vio para el público, Lennon fue más allá de sí mismo, tanto interior como exteriormente. Ese fue el regalo dado a él como un artista, y el regalo que le dio al público». Expresando tanto sus experiencias como sus ideales a través de sus letras, escriben que Lennon fue capaz de «transformar lo intensamente personal en lo profundamente universal (así como a la inversa), a menudo con humor y perspicacia. Sus canciones hablaban con, para y sobre la condición humana».

(Wikipedia)

 

 

¡Qué bueno que te haya gustado! Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: